9 alimentos que pueden dañar el esmalte de tus dientes

Aunque nos pueda parecer que cepillarnos los dientes justo después de comer es lo mejor, en algunos casos puede resultar contraproducente y dañar el esmalte.

alimentos_dientes_sanos

Si quieres tener unos dientes sanos y bonitos, toma nota de cuáles son los que podrían llegar a perjudicarlo.
Y es que en ocasiones se abusa de determinados productos sin tener en cuenta las consecuencias, como puede ser, precisamente, el daño o la aparición del manchas en los dientes.

1. Café

El café tiene bastantes beneficios, pero puede provocar diversos daños sobre el esmalte de los dientes si se bebe en exceso.
Si no se consume con moderación, el café puede desgastar el esmalte dental y darle un aspecto amarillento a la dentadura.
En el caso de tomar varias tazas de café al día, intenta sustituir alguna de ellas por otras bebidas más saludables, como el té verde.

2. Bebidas gaseosas

Las bebidas gaseosas tienen un gran contenido en azúcar, por lo que no son las más recomendables.
Además, algunas de ellas tienen cafeína y otras sustancias ácidas que dañan el esmalte dental. Elige los jugos naturales, y recuerda que beber agua es la mejor forma de mantenerse hidratado.

3. Alcohol

Aunque pueda parecer que en un principio no tienen relación alguna, lo cierto es que el alcohol es uno de los mayores enemigos si lo que se busca es tener una sonrisa saludable.

Se trata de una sustancia que deshidrata y reseca la mucosa bucal. Esto hace que las encías estén más sensibles y se traduce en un daño estético en los dientes más que visible.

4. Limón

El limón es una fuente de vitamina C, pero no todo son beneficios en este cítrico.
Y es que, debido a su aporte ácido, puede debilitar el esmalte dental.

Eso sí, cabe remarcar que sus beneficios son mucho mayores que sus posibles contratiempos, por lo que lo mejor será seguir ingeriéndolo.

Para evitar riesgos, se recomienda esperar al menos 30 minutos para cepillar los dientes. Con ese sencillo gesto será suficiente para preservar tu esmalte y poder seguir disfrutando de sus beneficios.

5. Ciruelas y otras frutas deshidratadas

Los damascos, los duraznos y las ciruelas contienen una cantidad azúcar natural elevada y, al presentar una consistencia viscosa, pueden pegarse a los dientes y dañar el esmalte como si se tratara de una golosina.

Por ello lo mejor es comerlas con moderación, y lavar los dientes dos veces al día para eliminar todos los restos que pueda haber adheridos a ellos.

En cualquier caso nunca habrá que cepillarse nada más ingerirlas o puede ser contraproducente.

6. Galletas saladas

Algo que muchas personas desconocen y que, sin embargo, es igualmente importante, es el daño que la sal puede producir sobre el esmalte ya que tiene el mismo efecto que el azúcar.

La sal concentrada de los alimentos procesados, como las patatas fritas y las galletas saladas, es muy corrosiva para el esmalte de nuestros dientes, por lo que hay que tener bastante precaución con este tipo de alimentos.

7. Algunas salsas

El ketchup, el vinagre balsámico y la salsa de soja tampoco serán las mejores aliadas para tus dientes, ya que todos estos alimentos tiñen el esmalte.
Se recomienda no consumirlos en gran cantidad si se quiere lucir una sonrisa perfecta. Para ello nada como reducir el consumo de estas salsas y sustituirlas por otros condimentos como el aceite.

8. Productos azucarados

Es quizá el punto más evidente, pero el azúcar y los productos con excesiva cantidad de azúcar se pueden convertir en la peor pesadilla para nuestro esmalte.

¿Por qué? Este tipo de alimentos desmineralizan el esmalte, con las consecuencias que ello conlleva.
En el caso de las bebidas se aconseja tomarlas con una pajita, para que el efecto negativo en los dientes, no sea tan brusco.
Si se consumen alimentos con mucho azúcar es recomendable un buen enjuague después.

9. Bebidas con temperaturas extremas

Tanto las bebidas muy calientes como las que están muy frías aumentan la sensibilidad dental e inflaman los vasos sanguíneos del interior del diente.
Para evitar molestias, lo más recomendable es ingerir alimentos o bebidas templados, ya que los cambios bruscos no son nada recomendables para nuestro esmalte dental ni para el propio diente en sí.
Sigue estos consejos y notarás la diferencia.


Si te ha gustado puedes utilizar el siguiente botón para compartirlo
Compartir en Facebook



Publicar anuncios gratis online para comprar, vender, alquilar o cambiar productos y artículos de segunda mano