Aprende cómo hacerte una limpieza facial con productos caseros

Si quieres hacerte una limpieza facial y dispones de poco dinero, los productos que tenemos en casa son una excelente alternativa. Con ellos, obtienes hidratación y nutrición que tu rostro requiere para lucir joven y saludable. Antes de usar cualquier producto, es importante lavar muy bien la cara para que quede libre de impurezas y residuos que puedan perjudicar la efectividad del tratamiento.

El aceite de oliva es uno de los mejores productos que existen para obtener una limpieza facial extrema. Además de remover impurezas, deja la piel mucho más tersa, suave y radiante. Este preciado líquido dorado es un efectivo limpiador natural, por lo que también te ayudará a eliminar los restos de maquillaje acumulados en el rostro.

Aprende cómo hacerte limpieza facial con productos caseros

Aprende cómo hacerte limpieza facial con productos caseros

Seguidamente, un buen exfoliante para el rostro te ayudará a mantener una piel limpia, tersa y libre de células muertas. Una opción es preparar una loción a base de miel y azúcar. Mezcla ambos ingredientes y aplícalo sobre la piel de la cara mediante movimientos circulares para dejarla más suave y bonita.

Para completar el proceso, puedes continuar con la aplicación de una buena mascarilla hidratante para el rostro. Son muchas las preparaciones caseras que le devolverán a tu cutis una vitalidad increíble, pero algunas de las más efectivas son las que se elaboran a base de ingredientes como miel, huevo, avena, levadura de cerveza o limón.

En el caso de tu cara luzca apagada y fatigada, nada mejor que aplicar sobre el rostro pepino cortado en rodajas que ayuda a mitigar los efectos del cansancio o la falta de sueño. El pepino es un alimento con muchísimas propiedades beneficiosas para la piel que, además, te ayudará a mantenerla joven y con un apariencia mucho más fresca.

Para reafirmar la piel nada mejor que miel y clara de huevo. Aplica esta mascarilla en las zonas que consideres necesarias y deja actuar durante 15 minutos, conseguirás resultados increíbles. Realiza este tratamiento unas tres veces por semana para notar sus efectos de forma más inmediata.

Para recuperar la luminosidad del rostro la siguiente mascarilla es perfecta. Mezcla jugo de un limón y dos cucharadas de aceite de oliva y aplica sobre el rostro durante 15 minutos. Retira con abundante agua tibia al finalizar y verás cómo tu piel luce renovada.

Al finalizar y para cerrar los poros coloca bolsitas de té frías sobre el rostro, aclara con agua tibia y procede a usar tu tónico facial habitual y tu crema hidratante. Con todo ello, la limpieza facial con productos caseros será igual de efectiva que una limpieza de cutis profesional.

 

 

Visto en veoverde.com


Si te ha gustado puedes utilizar el siguiente botón para compartirlo
Compartir en Facebook



Publicar anuncios gratis online para comprar, vender, alquilar o cambiar productos y artículos de segunda mano