Faros, una lucha constante contra el mar

Aunque los faros son un elemento universal para la orientación marítima y la seguridad de los barcos, a todos los envuelve un halo de misterio que genera una atracción sin límites. Seguro que vivirías en uno sin pensarlo dos veces, pues elige en cuál.

Hay muchos alrededor del mundo, y siempre en constante lucha con el mar, pero seguro que te gustaría ver en primera persona esa lucha de titanes entre el mar y el faro. Si te gusta alguno todavía estás a tiempo de comprobar el ganador de esa lucha, aunque tendrás que tener paciencia, mucha paciencia, porque la batalla dura años y años.

Faros - Lighthouse.

Faro Kermorvan en la Bretaña, Francia.

Faros - Lighthouse.

Faro Fastnet Rock en Irlanda.

Seguro que nadie puede decir que no a pasar unos meses viviendo en estos preciosos faros, mucha tranquilidad y paz, y siempre escuchando al mar cantando. Pero abstenerse miedosos, porque si el mar se enfada seguro que te despierta llamando a la puerta.

Faros - Lighthouse.

Faro en Santander, Cantabria, España.

Faros - Lighthouse.

Faro isla de Mouro en la bahía de Santander, Cantabria, España.

Faros - Lighthouse.

La lucha siempre es constante entre el Faro de Mouro y el mar.

En el norte de España puedes hacer rutas para visitar los faros que todavía siguen activos, cada uno con su especial encanto, y casi todos con unas vistas que ya pagaríamos todos por tener cuando te levantas.

Faros - Lighthouse.

Faro en Porto, Portugal.

Faros - Lighthouse.

Faro de Victoria Beach en California.

Faros - Lighthouse.

Faro de Viavelez en Asturias, España.

Faros - Lighthouse.

Faro en la isla de Andros, Grecia.

Faros - Lighthouse.

Faro de San Esteban de Pravia en Asturias, España.

Faros - Lighthouse.

Faro St. Joseph North Pier en Michigan, USA.

Faros - Lighthouse.

En  estos faros debe ser durísimo vivir, ya tengo frío solamente de ver la foto.

Faros - Lighthouse.

Faro Cast-Iron en Whiteford, Reino Unido.

El faro siempre ha ayudado a los navegantes a encontrar el camino hacia su casa, por lo que siempre será un amuleto para los miles y miles de marineros que han salvado sus vidas gracias a ellos. Hasta hace algunos años todavía existía la profesión de farero, aquellas personas que protegían y mantenían los faros para salvar las vidas de los marineros, pero hoy en día con todo automatizado sus recintos están fríos ante la falta de calor humano. Deberían de abrirse todos para que la gente pueda vivir o pasar sus vacaciones en ellos, porque su vida no ha terminado, son luchadores, y su lucha con el mar todavía sigue.

Un faro es una torre de señalización luminosa situada normalmente cerca de la costa. Suele ser una construcción en forma de torre con una lámpara potente en la parte superior, cuya luz servirá de guía para informar a las embarcaciones de la situación de la costa. Desde las antiguas hogueras como medida para señalizar la costa, los faros han ido mejorando su alcance aumentando la potencia luminosa de las lámparas que incorporaban, y aunque a día de hoy su función es más simbólica ya que todos los barcos incorporan cartas de navegación y gps, nunca viene mal tener un faro cerca por si la tecnología no funciona, seguro que sigue salvando a los marineros de más de un apuro.

Fuente: imgur.com


Si te ha gustado puedes utilizar el siguiente botón para compartirlo
Compartir en Facebook



Publicar anuncios gratis online para comprar, vender, alquilar o cambiar productos y artículos de segunda mano