La sangre menstrual puede curar enfermedades

Estudios confirman que la sangre menstrual puede curar enfermedades por la gran cantidad de células madre que contiene. Cryo-Cell International desarrolló un estudio para analizar los beneficios de la sangre menstrual y los resultados fueron sorprendentes. Las células contenidas en este líquido podrían ayudar en el tratamiento de personas con osteoporosis, Alzheimer, Parkinson, accidentes cerebro vasculares, quemaduras de tercer grado y fracturas de huesos. De acuerdo con Cyro-Cell, las células madre de la sangre menstrual “…tienen muchas propiedades y características similares a la médula ósea y a las células madre embrionarias, se multiplican rápidamente y pueden diferenciarse en otros tipos de células madre, tales como las neuronales, cardíacas y óseas”.

La sangre menstrual puede curar enfermedades.

La sangre menstrual puede curar enfermedades.

Ya en el pasado, la sangre menstrual era considerada mágica por sus poderes regenerativos, pero ahora la ciencia lo comprueba. Varias culturas antiguas utilizaban la sangre menstrual por su poder regenerativo y su capacidad para sanar tejidos. Por ello, la sangre era considerada sagrada. Las culturas antiguas dejaban secar la sangre y la hacían polvo que luego aplicaban sobre quemaduras o heridas, con lo que se creía, la sanación era mucho más rápida.

Datos curiosos del ciclo menstrual:

Puede ser que te baje demasiado. La mayoría de las chicas tienen el flujo más pesado en los primeros días del ciclo, pero lo común es que no tengas que cambiarte más de una vez cada dos horas y que tu periodo no pase de 7 días. Si este no es tu caso un ginecólogo te puede ayudar a regularte (probablemente con la ayuda de hormonas). Es especialmente importante que te evalues si, además de periodos muy largos y pesados tienes mucho cólico.

Puedes quedarte embarazada. Tu menstruación no es un pase libre para tener sexo sin condón. Para algunas mujeres el final de su menstruación se pega con el inicio de la ovulación. Nada está garantizado.

El dolor extremo se controla desde antes. Las chicas que se retuercen de dolor cada mes y toman medicamentos para controlarlo pueden tomarse la pastilla poquito antes de que comiencen los síntomas. Tomarlos un día antes de que te baje te puede ayudar a que los cólicos no sean tan severos (también ayuda dormir bien y comer poca grasa tres días antes de iniciar tu periodo).

Aumenta tu deseo sexual. En este tiempo tienes bajos los niveles de progesterona, una hormona que se cree puede disminuir tu apetito sexual. Por eso es normal que tengas ganas de sexo en este tiempo y no es malo tener relaciones con tu pareja siempre y cuando estén de acuerdo y de preferencia usen condón.

 

 

Visto en elheraldo.hn


Si te ha gustado puedes utilizar el siguiente botón para compartirlo
Compartir en Facebook



Publicar anuncios gratis online para comprar, vender, alquilar o cambiar productos y artículos de segunda mano