¿Por qué los perros comen cualquier cosa, y los gatos no?

Según un , los gatos son más sensibles que los perros a amargos; por eso rechazan algunos . Además, la investigación realizada por Hannah Rowland de la Universidad de Cambridge, asegura que los gatos pueden ser más sensibles que los humanos.

perros-y-gatos

Químicos Monell, en Filadelfia, estudiaron el genoma de gatos y de los perros para ver si tienen los mismos genes amargos. Ellos se sorprendieron al encontrar que los gatos tienen 12 genes diferentes para sabor amargo. Los perros y otros animales carnívoros están igualmente bien dotados.

Los resultados muestran que los receptores amargos facultan a los gatos para detectar toxinas potenciales, dándoles la capacidad de rechazar los alimentos nocivos y evitar el envenenamiento.

En los seres humanos, los receptores de sabor amargo no sólo se encuentran en la boca, sino también en el corazón y en los pulmones. Los gatos también son más sensibles a los productos químicos amargos que los perros, o pueden detectar un mayor número de compuestos amargos en su diaria.

 

Visto en planetacurioso.com


Si te ha gustado puedes utilizar el siguiente botón para compartirlo
Compartir en Facebook



Publicar anuncios gratis online para comprar, vender, alquilar o cambiar productos y artículos de segunda mano