¿Qué hace esta tienda de Prada en mitad del desierto de Texas?

Junto a una carretera de Texas, en EE.UU., hay una tienda de Prada que nunca ha abierto sus puertas desde su aparición el 1 de octubre de 2005 y que solo contiene zapatos del pie derecho de talla 37.

tienda_prada

Aunque parezca una tienda normal de la famosa marca de lujo, en realidad solo es una copia con fines artísticos. Aunque la creación de la instalación costó 80.000 de dólares, aunque visitar este lugar ubicado en mitad del desierto no cuesta nada.

Yvonne Force Villareal y Doreen Remen, de la Art Production Fund, cofundadoras de este establecimiento llamado ‘Prada Marfa’, como el pueblo situado a unos 40 kilómetros de allí, han contado al portal Gizmodo cuál fue su idea y su intención, más de una década después de que apareciera la tienda. Según las artistas, se trata de un experimento, de una mezcla de arte pop y land art, que utiliza el paisaje en las obras. Además, la instalación pretende ser una reacción a la influencia de las marcas y a la cultura consumista en el mundo.

Es curioso que la misma Miuccia Prada participara en el proyecto como colaboradora. De hecho, la diseñadora, además de aprobar el uso de su logotipo en la instalación, suministró los zapatos que actualmente se exhiben en el escaparate.

“Un reflejo del tiempo en que se hizo”

Durante su existencia la instalación artística ‘Prada Marfa’ ha tenido que hacer frente a una serie de problemas. Poco después de su apertura, un ladrón logró entrar y robar los productos auténticos de la marca, momento en que los responsables del proyecto decidieron exponer allí solo zapatos del pie derecho de la talla 37.

Otro problema es el vandalismo, lo que se plasma en la parte trasera del edificio, que está llena de grafitis. En 2014 algunas de las paredes fueron cubiertas con pintura azul, siendo además acuchilladas, lo que arruinó los escaparates de la instalación.

Sin embargo, las creadoras de la obra aseguran que “si alguien lo pinta con aerosol” o si “un vaquero decide usarlo para practicar su puntería”, ello será “un reflejo del tiempo en que se hizo”.

La obra también sufrió problemas legales, ya que en 2013 el Departamento de Transporte de Texas declaró que la instalación era ilegal y que, en parte, era un objeto de publicidad junto a una carretera, algo que prohíbe la legislación del Estado. Después de que las artistas confirmaran que su obra no era publicidad y no estaba financiada por Prada, la instalación fue clasificada como museo.


Si te ha gustado puedes utilizar el siguiente botón para compartirlo
Compartir en Facebook



Publicar anuncios gratis online para comprar, vender, alquilar o cambiar productos y artículos de segunda mano